Mi querida Merche Olejua

Publicado: 10 junio, 2012 en Sin categoría

Dejadme que os esplique la importancia que para mi tiene esta foto.

Cuando hace cerca de quince años me interese por la historia del Ferrocarril Vasco-Navarro, lo hice de una forma casi casual y sin imaginar que esta decisión supondría un cambio muy importante en mi forma de entender la vida.

Todos estos años de recopilar fotos, visitar archivos, leer todo lo que sobre “El Trenico” caía en mis manos y sobre todo mis largas conversaciones con los antiguos ferroviarios y con sus hijos, me han hecho crecer como persona y sobre todo entender que el poder rescatar de la memoria cualquier rastro de nuestra historia y de personas anónimas que formaron parte de nuestro pasado, es una labor muy gratificante y que a mi personalmente me llena de orgullo.

Estos años poco a poco he ido adquiriendo un cierto prestigio por esta labor realizada y me han reclamado para contar la historia del Vasco-Navarro en bastantes ocasiones, me han honrado publicando algún artículo en prensa y revistas y han tenido en cuenta mi criterio a la hora de organizar alguna exposición fotográfica.

La última colaboración ha sido la realizada en los vagones de Antoñana y sin ninguna duda la que más satisfacción  me ha reportado, al ver cumplido mi sueño de tener un pequeño rincón donde exponer objetos, documentos, fotos y películas de nuestro querido ferrocarril.

Estaba muy satisfecho de los resultados obtenidos y de las opiniones muy positivas que hasta el momento hemos tenido todos los que hemos intervenido en su elaboración.

Sin embargo hoy he recibido un correo que me ha emocionado especialmente.

En la foto  podéis ver una pantalla con un retrato y delante una mujer mayor. Son la misma persona. Merche Olejua, jefa de estación del Vasco-Navarro y la narradora de un pequeño documental en el que de una forma muy simple se cuenta la historia del ferrocarril.

Hoy me la ha mandado la foto su hijo Javier y me ha comentado que aunque su madre no pudo comprender y disfrutar lo que estaba viendo ya que esta enferma, ellos se han emocionado mucho al ver a su madre ser la narradora  del documental.

Cuando hace ya casi tres años hable con Merche y con su hijo José Luis, la enfermedad ya había empezado y sin embargo Merche hablaba con mucho cariño del ferrocarril y le brillaban los ojos al recordar su paso por las distintas estaciones en donde fue jefa. Primero Salinas, después Gauna etc.

Por eso esta foto tiene para mí un significado muy especial y hacen que cuando alguna vez las fuerzas flaquean, detalles como este me ratifiquen que merece la pena seguir rescatando historias e historietas de nuestro añorado Trenico.

Javier 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s